Más que agua, faltan buenos gestores públicos


bannerWC13_530x360_ES

Desde el pasado martes 8 y hasta ayer, día 10, se ha celebrado en Zaragoza la Conferencia Anual de ONU-Agua que, en esta ocasión, se ha encargado de preparar el Año Internacional 2013 dedicado a la Cooperación en la Esfera del Agua. Expertos y dirigentes de numerosos países e instituciones se han reunido en Zaragoza para sentar las bases de este año tan especial y para encontrar soluciones comunes a las problemáticas del agua que se dan hoy en día en todo el mundo.

Curiosamente España ha sido protagonista en una de las jornadas de la Conferencia, concretamente, la Demarcación del Ebro ha servido de ejemplo para ilustrar cómo es viable y eficaz la cooperación entre usuarios e instituciones. La Demarcación es un “referente internacional ya que su gestión se realiza a través de órganos colegiados democráticos, con la participación de usuarios, administraciones e instituciones de todo el territorio”, según explicó su presidente, Xavier de Pedro, quien también reconoció que sigue habiendo mucho camino por recorrer y que hay que adaptar el modelo a un nuevo actor, los “usuarios lúdicos”, gestores privados de este bien público, para que siga siendo un buen ejemplo.

De todo lo dicho y discutido durante estos tres días  se puede concluir algo muy claro: hay agua suficiente para abastecer las necesidades de todos: Estados, personas, industria; ahora bien, no está ni en todos los lugares, ni en todos los momentos que lo necesitamos, por lo que es imprescindible una buena gestión de los recursos y unas instituciones que velen por su continuidad.

Es de sobra conocido que el agua es necesaria para la vida, para el desarrollo de las sociedades y para la prosperidad de la economía de los Estados, quienes, en muchas ocasiones, comparten fuentes hídricas. Esto, sin unas instituciones que medien entre países y entre actores, llevaría sin duda a conflictos constantes. En los pocos casos en los que se ha producido algún enfrentamiento por el agua, este ha tendido a resolverse de manera pacífica, con acuerdos, antes que con mayores conflictos. La cooperación se ha impuesto antes que la colonización, pues es la única salida para el aprovechamiento y el buen reparto de este recurso tan importante.

Ante estas conclusiones, España, anfitriona de la Conferencia, podría “aplicarse el cuento”. Más que faltar agua, faltan buenas instituciones, que sean capaces de mediar entre las necesidades de los consumidores (ciudadanos, agricultores, industrias), la conservación de las reservas y los intereses de aquellos que la gestionan para que no se convierta en fuente de conflictos…

– SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s