La guerra del agua desembarca en Ávila


A ver si esta historia les suena de algo: por un lado, un Ayuntamiento que tiene deudas, provenientes de a crisis económica a las cuales es incapaz de hacer frente y, por otro, un servicio público de aguas deficitario. Ante esta situación aparece (en el lugar y momento oportuno, que casualidad) una – gran – empresa privada convenientemente alerta y “concienciada” por la calidad del servicio y el suministro de agua a los habitantes de la ciudad o pueblo en cuestión; se compromete a mejorar el servicio y a renovar instalaciones a cambio de obtener los beneficios que resulten de su uso, normalmente sin tener que subir el precio del bien. Se le concede a esta empresa la gestión y, poco mas tarde…anuncian que es imprescindible una subida tarifaria.

guerra-del-agua

Ya lo hemos oído antes, al fin y al cabo, es siempre el mismo cuento. Esta vez le ha tocado a un pequeño pueblo abulense de algo más de 5000 habitantes: Candeleda. Como muchos antes que él, la gestión del servicio público de aguas de este municipio se ha abierto a concurso porque, según su alcaldía, el servicio de agua es deficitario y necesita una inversión de unos ocho o nueve millones de euros, cifra que el Ayuntamiento no puede abarcar.

Como en otras ocasiones, lo peor del cuento no es el cambio de gestor si no las condiciones en que se hace que pasan por la cesión a largo plazo y la subida de tarifa, que es lo que denuncian los vecinos porque viene ocurriendo en otros municipios;  el ejemplo mas salvaje, el de Barcelona. Ante esto, el Ayuntamiento se mantiene firme: habrá cesión del servicio, se pongan como se pongan.

Como comenté ayer, parece que el agua es el “nuevo ladrillo”, un derecho de todos del que las grandes empresas se aprovechan para extraer hasta la última gota, nunca mejor dicho, de beneficio, aprovechándose de una situación económica muy complicada para los ayuntamientos  que les ceden el control de un mercado local, sin competencia ninguna y con una demanda asegurada.

Esta tendencia está llevando a una burbuja hídrica que tiene todas las papeletas para seguir el mismo paso que la industria del ladrillo. Sólo entre las tres grandes empresas de aguas de España monopolizan el 80% del mercado español: Agbar (filial de la francesa Suez), con 13 millones de usuarios, y FCC (Fomento de Construcciones y Contratas), con sus más de 9 millones de abonados, controlan cerca del 80% del mercado privatizado. A estas dos se suma Acciona, que acaba de obtener la licencia de Aigües del Ter-Llobregat, y con la que entra en este juego de acaparamiento que parece imposible de frenar.

– SÍGUENOS EN FACEBOOK

Anuncios

3 pensamientos en “La guerra del agua desembarca en Ávila

    • No tengas miedo de tener miedo querida Loli. Hasta que no entendamos que nuestros políticos nos han abandonado, no podremos hacer nada para mejorar esta situación. El primer paso es la toma de conciencia…

      Un abrazo!
      JCF

  1. Pingback: El negocio de la venta del servicio del agua: de moda entre los Ayuntamientos españoles | Colonialismo del Agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s