El Antropoceno o la época en la que el hombre acabó con el agua


De aquí a dos generaciones nuestro mayor problema será la escasez de agua, según concluyeron los mas de 500 científicos que se reunieron la pasada semana en la conferencia ‘Agua en el Antropoceno’, celebrada en Bonn, Alemania,durante la última semana de mayo.

antropoceno

Como resultado de estas conferencias, los expertos reunidos han lanzado la Declaración de Bonn, para la defensa de un uso sostenible de los recursos hídricos. Llegaron a la conclusión de que de aquí a una o dos generaciones, gran porcentaje de la población sufrirá escasez de agua, algo de lo que el hombre es el único responsable. Aunque nos guste mucho echarle la culpa de todo al ‘cambio climático’ o al ‘calentamiento global’, aquí los culpables somos nosotros. Concluye este grupo de expertos que a pesar de las negras perspectivas, este futuro es evitable.

Como muy bien resumen en este vídeo, la acción del hombre desde hace siglos es la que ha destrozado ecosistemas, cambiado parámetros naturales y hecho y deshecho a su antojo lo que ha querido con la naturaleza. Dentro de poco, y, si seguimos como hasta ahora, pagaremos las consecuencias muy caro. Sigue leyendo

El problema no está en la escasez, sino en la gestión


Este tema, que ya hemos tratado con anterioridad, no es demasiado recurrente en los medios, sin embargo, no por ello debemos olvidarnos de su existencia.

No iré tan lejos como para decir que el agua es un recurso abundante, nada más lejos de la realidad, sin embargo el énfasis que se hace siempre sobre la importancia de su ahorro/escasez es simplemente una excusa de los responsables primarios de la gestión de ésta para traspasar todo el peso de esta responsabilidad a los usuarios finales: los ciudadanos. Esto es algo muy sencillo, mientras empresas del sector y administraciones hacen y deshacen a su antojo con el ciclo integral del agua, los usuarios nos vemos agobiados con restricciones en periodos de sequía y penalizaciones en las facturas por consumos por encima de la media.

ahorro-agua-grifo-1

OJO! Por supuesto no estoy diciendo que debamos dejar de tener este cuidado y de esforzarnos en ahorrar agua, Sigue leyendo

Reserva hídrica histórica


Pasada la racha de lluvias torrenciales que sufríamos a finales de marzo, la verdadera primavera se deja ver por fin, y, con ella, los resultados de la temporada de lluvias que tantos problemas ha acarreado. Sin embargo, no hay que ser catastrofistas, pues no hay mal que por bien no venga y, en este caso particular, es un bien que tenemos que recibir muy agradecidos: unas reservas hídricas llenas y la perspectiva de un verano sin sequía.

fotopresa

Si digo que la reserva hídrica española cuenta en estos momento con 47.040 hm3 de agua, probablemente no quede muy claro a nivel práctico a cuánto agua me refiero, pero si digo que de media los embalses están llenos a un 85% de su capacidad, todos entendemos la importancia de la noticia Sigue leyendo

En abril, aguas mil


Ya lo dice el refrán “en abril, aguas mil”. Sin embargo, lo literal que esto está siendo en este 2013, nos ha dejado sorprendidos a todos. Después de años de sequía y de inviernos muy fríos pero secos y veranos calurosos y sofocantes, en los que ni en las fuentes de los parques corría el agua, este abril que acaba de comenzar y el marzo que acaba de concluir, nos dejan con las mayores precipitaciones de las que se tiene constancia: 150 litros por metro cuadrado, cifra a la que sólo se acercan los 147 litros/m2 de 1947.

@ El País

Aunque el agua siempre se recibe como una bendición, su torrencialidad estos días ha hecho que se activen las alertas por riesgo de desbordamiento de prácticamente todas las cuencas españolas, algunas de las cuales ya lo han hecho. Los vecinos de muchos pueblos han tenido que ser evacuados y muchos campos de cultivo se han echado a perder. Sigue leyendo

La industria textil se suma al ahorro de agua


Huella hídrica industria textil

Cada vez son más las empresas, personas y administraciones que se preocupan por el agua de nuestro planeta, su ahorro y su gestión eficiente; y, aunque queda mucho camino por recorrer y muchos sectores a los que convencer de la importancia vital de este recurso, hay que reconocer las victorias y celebrar cada nuevo paso hacia delante.

La última en tomar medidas para el ahorro de agua ha sido la industria textil. Como ya he dicho otras veces, las industrias, unas más que otras, son quienes más agua consumen. Aunque sea por motivos económicos o de negocio, la industria textil plantea un cambio en su producción que conlleva el ahorro de agua. Sigue leyendo

El agua está en todas partes, hasta en nuestros teléfonos móviles.


Cada vez más personas, organizaciones y administraciones se implican en el ahorro y la conservación del agua. Las nuevas tecnologías  son la última herramienta que utilizan para comunicar sobre el agua, en este caso, con una aplicación para móviles que trata de difundir un mensaje claro: la importancia capital que el agua tiene. La aplicación se llama Waterdate, y es un juego sobre agua en colaboración con UNICEF que busca dos cosas: por un lado concienciar sobre lo que está pasando en el África Subsahariana en relación con el agua y, por otro, conseguir que la gente interactúe y lo comparta lo más posible para ayudar a que mil familias del África subsahariana puedan disponer de acceso al agua potable, al menos, durante un mes.

Waterdate

El juego cuenta la historia de Maji, una niña africana que, como las niñas de verdad, recorre cada día muchos km para recoger apenas unos litros de agua limpia. Sigue leyendo

La necesidad de un Pacto Nacional de Aguas


aguas

Según puso de manifiesto el Ministro de Agricultura hace unos meses, es necesario un Pacto Nacional sobre Agua. Es necesario, para empezar, porque al no tenerlo estamos rompiendo las obligaciones que tenemos con Europa, marcadas en la Directiva Marco del Agua. El único Pacto que hemos conocido en España en el pasado reciente ha sido la Política Hidraúlica, un pacto aprobado a principios del siglo, que obviamente está obsoleto.

Para algunos teóricos y profesionales del sector, el nuevo Pacto debe tener unos objetivos muy claros: cubrir sobre todo las necesidades de agricultura y energía, basándose en unos instrumentos: un agua de dominio público, un sistema concesional muy vigilado y una potente intervención pública. Sigue leyendo