El gran pastel de la privatización del agua… en los platos de dos compañías


En España, entre el 49% y el 53% de la gestión del agua ya está en manos privadas.  Somos uno de los países de la OCDE con mayor porcentaje. Sólo nos superan República Checa, Francia e Inglaterra. En otros países como Holanda, la ley prohíbe expresamente privatizar el servicio.

La-naranka-mecanica1

Un tranquilo pueblo, a los pies de la sierra de Gredos, en Ávila, es Candeleda. El orgullo de sus 5.200 habitantes es su agua, tan pura que pueden beber directamente del río. Pero hoy, su seña de identidad tiene en guerra a los vecinos. El alcalde ha decidido privatizar la gestión del agua para los próximos 30 años y los ciudadanos se resisten. En menos de 3 meses ya han recogido más de 3.000 firmas en contra de la decisión del Ayuntamiento. Sigue leyendo

Anuncios

Radiografía del monopolio del agua


"Ve esa mancha violeta? Pues es monopolio..."

“Ve esa mancha violeta? Pues, se trata de monopolio…”

Ya venimos contando aquí la ola de privatizaciones en la gestión del agua que se está llevando a cabo en muchos Ayuntamientos ya que supone para ellos una fuente muy importante de financiación en momentos delicados como el que estamos pasando. Esta “desesperación económica” de las Administraciones viene de lejos, después de quedarse sin el chollo del ladrillo, los Ayuntamientos buscaron una nueva forma de financiarse, que resultó ser, para las empresas privadas, una mina de oro: el agua. El bien publico por excelencia.

Para las empresas privadas la gestión de los servicios de agua supone la mejor de las inversiones, porque a los ciudadanos no nos queda otra que consumir agua y pagar por ella, hecho que aprovechan para modificar el precio, que cada día va aumentando y así hay un grupo de empresas que van monopolizando el control del agua. El Monopolio por excelencia.

Ayer leía en El País que el 60% de los andaluces paga a una empresa pública cada vez que abre el grifo y el resto, a una compañía privada o participada y el porcentaje va en aumento. Las principales son Aqualia, del grupo FCC, y Aquagest, de Agbar. De las grandes capitales y áreas metropolitanas andaluzas, tan solo Málaga, Sevilla y Córdoba se han mantenido fieles al servicio público. Sigue leyendo

La guerra del agua desembarca en Ávila


A ver si esta historia les suena de algo: por un lado, un Ayuntamiento que tiene deudas, provenientes de a crisis económica a las cuales es incapaz de hacer frente y, por otro, un servicio público de aguas deficitario. Ante esta situación aparece (en el lugar y momento oportuno, que casualidad) una – gran – empresa privada convenientemente alerta y “concienciada” por la calidad del servicio y el suministro de agua a los habitantes de la ciudad o pueblo en cuestión; se compromete a mejorar el servicio y a renovar instalaciones a cambio de obtener los beneficios que resulten de su uso, normalmente sin tener que subir el precio del bien. Se le concede a esta empresa la gestión y, poco mas tarde…anuncian que es imprescindible una subida tarifaria.

guerra-del-agua

Ya lo hemos oído antes, al fin y al cabo, es siempre el mismo cuento. Esta vez le ha tocado a un pequeño pueblo abulense de algo más de 5000 habitantes: Candeleda. Como muchos antes que él, la gestión del servicio público de aguas de este municipio se ha abierto a concurso porque, según su alcaldía, el servicio de agua es deficitario y necesita una inversión de unos ocho o nueve millones de euros, cifra que el Ayuntamiento no puede abarcar.

Como en otras ocasiones, lo peor del cuento no es el cambio de gestor si no las condiciones en que se hace que pasan por la cesión a largo plazo y la subida de tarifa, que es lo que denuncian los vecinos porque viene ocurriendo en otros municipios;  el ejemplo mas salvaje, el de Barcelona. Ante esto, el Ayuntamiento se mantiene firme: habrá cesión del servicio, se pongan como se pongan. Sigue leyendo